Noticia

Ortigueira y O Barqueiro, las rías tranquilas

Situadas en las Rías Altas, encuadradas por paisajes impresionantes y separadas por enormes acantilados.

Ortigueira, una de las Rías Altas, ocupa el extremo norte de la península ibérica, delimitada por dos imponentes puntas rocosas donde la geología sigue deparando misterios: el cabo Ortegal y el cabo de Estaca de Bares.

En su extenso territorio se pueden encontrar paisajes montañosos, como la sierra de Capelada; con montañas como la de Coucepenido, de 572 m de altura; o las sierras de Faladoira y Coriscada, con altitudes superiores a los 600 m.

 En cuanto a paisajes de interés geológico, cabe citar las playas de Espasante, la playa del Picón y los acantilados de Loiba, así como la Costa Xuncos, en donde afloran rocas de origen volcánico.

Es una ría de aguas someras, con muchas puntas y ensenadas y grandes arenales en bajamar, a la que se asoman pequeños pueblos pesqueros, grandes acantilados y playas vírgenes y salvajes. Un lugar para disfrutar de la mejor naturaleza costera.

Se trata uno de los humedales más importantes de Galicia, siendo el de mayor extensión de los cinco espacios protegidos por el Convenio de Ramsar en Galicia. En él conviven 93 tipos de animales vertebrados (18 considerados de importancia internacional), entre los que hay 68 especies migratorias de aves, 9 especies de mamíferos y 9 especies de anfibios.
Está incluida desde el 9 de marzo de 1990 en el registro de espacios naturales de Galicia y también posee la consideración de zona ZEPA (Zona de especial protección para las aves) y zona LIC (Lugar de importancia comunitaria).

Su ubicación geográfica en la zona de confluencia entre el Océano Atlántico y el Mar Cantábrico hace que su clima sea oceánico húmedo

Le sigue la pequeña ría de O Barqueiro, a los pies de Estaca de Bares, que hace de frontera entre las provincias de A Coruña y Lugo.

Después de Ortigueira se hace imprescindible la visita a Estaca de Bares. El Cabo de Estaca de Bares es el punto más septentrional de la península Ibérica. El cabo está enmarcada en un paisaje impresionante, con enormes acantilados que separan las rías de Ortigueira y del Barquero. Además   Bares es un lugar declarado de interés nacional ya que constituye un magnífico observatorio ornitológico en el que se ha contabilizado el paso de más de 100.000 aves migratorias.

La Ría de O Barqueiro es una de las más pequeñas de Galicia y también una de las más hermosas. El furioso encuentro entre el Atlántico y el Cantábrico se produce en el cabo de Estaca de Bares, el punto más al norte de la península ibérica y un excelente observatorio de aves. Cada otoño miles y miles de aves sobrevuelan esta costa y la isla Coelleira, donde los restos de un antiguo monasterio templario les sirven de refugio secreto.

Junto a la desembocadura del Sor, un río salmonero, está el puerto de O Barqueiro con sus blancas casas derramadas por la ladera, como un anfiteatro mirando el espectáculo del mar. Bares es también marinero y pintoresco, con el añadido de un gigantesco dique cuya construcción se atribuye a los fenicios.

Al este de la ría, el abrigado puerto de O Vicedo se convierte en la espléndida playa de Area Longa.

SUSCRÍBETE

Obtenga nuestras ofertas actualizadas, descuentos y mucho más